Y le fue dado un rollo del profeta Isaías, y tras abrir el rollo, encontró el lugar donde había sido escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí... (Lucas 4,17-18a traducido del texto griego Nestlé-Aland). BLOG DEDICADO AL ESTUDIO Y A LA INTERPRETACIÓN DE LA BIBLIA.

lunes, 28 de diciembre de 2015

Gema bíblica: El remedio de la indigencia - Dt 15,7-8


Si hay algún pobre entre tus hermanos, en alguna de las ciudades del país que el Señor, tu Dios, te da, no endurezcas tu corazón ni le cierres tu mano. Ábrele tu mano y préstale lo que necesite para remediar su indigencia. (Deuteronomio 15,7-8)


Este fragmento bíblico se encuentra dentro de la ley de la remisión Dt 15,7-8. Asimismo, pertenece a un contexto más amplio (14,22-15,23) que habla de los deberes religiosos y sociales, que dimanan de los bienes poseídos. La palabra "indigencia" en la BPD es traducción del sustantivo masculino hebreo makhsor que quiere decir pobreza, carencia, necesidad.

El israelita estaba llamado a disfrutar de esos bienes pero debe reconocer al Señor como su Donador y debe ser solidario con los más pobres y necesitados. ¿Por qué? el fundamento teológico de esta disposición es que todos los frutos de la tierra le pertenecen a Dios y por tanto deben alcanzar a todo el pueblo de Dios, porque todos sus miembros son hermanos. Esta es una clara referencia bíblica que da sustento a la Doctrina Social de la Iglesia y el "destino universal de los bienes", los bienes son universales porque en realidad son de Dios y Dios los quiere para todos.

Esto no es una suerte de comunismo ya que en estos textos encontramos diversas clases sociales, pero Dios quiere remediar la indigencia de sus hijos. Existen muchos puntos de contacto con los profetas del siglo VIII a.C. que denunciaron el alejamiento entre el culto y la vida. Si no hay "doble vida", si hay coherencia, entonces hay un sentido social en la religión. Esto no es ideologismo, esto es un componente importante de la Revelación de Dios a los seres humanos.

El principio del destino universal de los bienes exige que se vele con particular solicitud por los pobres, por aquellos que se encuentran en situaciones de marginación y, en cualquier caso, por las personas cuyas condiciones de vida les impiden un crecimiento adecuado. A este propósito se debe reafirmar, con toda su fuerza, la opción preferencial por los pobres:  «Esta es una opción o una forma especial de primacía en el ejercicio de la caridad cristiana, de la cual da testimonio toda la tradición de la Iglesia. Se refiere a la vida de cada cristiano, en cuanto imitador de la vida de Cristo, pero se aplica igualmente a nuestras responsabilidades sociales y, consiguientemente, a nuestro modo de vivir y a las decisiones que se deben tomar coherentemente sobre la propiedad y el uso de los bienes. Pero hoy, vista la dimensión mundial que ha adquirido la cuestión social, este amor preferencial, con las decisiones que nos inspira, no puede dejar de abarcar a las inmensas muchedumbres de hambrientos, mendigos, sin techo, sin cuidados médicos y, sobre todo, sin esperanza de un futuro mejor». (CDSI, 182).



Prof. Mauricio Shara

2 comentarios:

  1. Anónimo12/30/2015

    Tengamos fe, en la promesa de nuestro "nuevo" Presidente, de llegar a
    "pobreza cero" para que los sin techo, los indigentes, etc.,tengan un
    futuro mejor...!!!!!!!!
    ETELVINA

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1/02/2016

    La Caridad cristiana, forma parte de la Doctrina Social de la Iglesia...!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    ETELVINA

    ResponderEliminar

Escucha PEREGRINANDO: