Y le fue dado un rollo del profeta Isaías, y tras abrir el rollo, encontró el lugar donde había sido escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí... (Lucas 4,17-18a traducido del texto griego Nestlé-Aland). BLOG DEDICADO AL ESTUDIO Y A LA INTERPRETACIÓN DE LA BIBLIA.

domingo, 8 de septiembre de 2013

Un estudio sobre el Salmo 23

 
 
 1- Traducción:
 
Tomamos en primer lugar la versión Biblia de Jerusalén, Nueva Edición, Totalmente Revisada, 2009: 1 Salmo de David. Yahvé es mi pastor, nada me falta. 2 En verdes pastos me hace reposar. Me conduce a fuentes tranquilas, 3 allí reparo mis fuerzas. Me guía por cañadas seguras haciendo honor a su nombre. 4 Aunque fuese por valle tenebroso, ningún mal temería, pues tú vienes conmigo;  tu vara y tu callado me sosiegan. 5 Preparas ante mí una mesa, a la vista de mis enemigos; perfumas mi cabeza, mi copa rebosa. 6 Bondad y amor me acompañarán todos los días de mi vida, y habitaré en la casa de Yahvé un sinfín de días.
 
Comparamos con los comentarios a los vv. 4 y 6 en la misma versión y cambiamos en atención a que lo dicho es interesante en cuanto a mayor literalidad (menor interpretación en la traducción) y no cambia esencialmente lo expresado:  1 Salmo de David. Yahvé es mi pastor, nada me falta. 2 En verdes pastos me hace reposar. Me conduce a fuentes tranquilas, 3 allí reparo mis fuerzas. Me guía por cañadas seguras haciendo honor a su nombre. 4 Aunque fuese por valle tenebroso, ningún mal temería, cerca de mí;  tu vara y tu callado están ahí. 5 Preparas ante mí una mesa, a la vista de mis enemigos; perfumas mi cabeza, mi copa rebosa. 6 Bondad y amor me acompañarán todos los días de mi vida, y volveré a la casa de Yahvé un sinfín de días.
 
Comparamos con la traducción interlineal hebreo-español de la Biblia Hebraica Stuttgartensia (BHS), Tomo III, Editorial CLIE, Barcelona, 1997, 547-548:[1] 1 Salmo de David. Yahweh (es) mi pastor, nada me faltará. 2 En pastos verdes me hace recostar; junto a aguas tranquilas me conduce. 3 Mi alma él restaura; me guía por veredas de justicia en atención a su nombre. 4 Aún cuando ande yo por valle de sombra de muerte no temeré mal (alguno), porque tú (estás) conmigo; tu vara y tu cayado, ellos me consuelan. 5 Preparas delante de mi mesa en presencia de mis adversarios; has ungido con aceite mi cabeza; mi copa rebosa. 6 De seguro (el) bien y (la) misericordia me seguirán todos (los) días de mi  vida y moraré en la casa de Yahweh por la largura de días. 
 
Arreglamos finalmente el texto de la siguiente manera:
 
1 (Salmo de David).[2] Yahvé es mi pastor, nada me falta.[3] 2 En verdes pastos me hace recostar.[4] Me conduce a fuentes tranquilas, 3 allí reparo mis fuerzas.[5] Me guía por veredas de justicia haciendo honor a su nombre.[6] 4 Aunque fuese por valle de sombra de muerte,[7] ningún mal temería. Cerca de mí,  tu vara y tu callado están ahí.[8] 5 Preparas ante mí una mesa, a la vista de mis enemigos; has ungido con aceite perfumado mi cabeza,[9] mi copa rebosa. 6 Bondad y misericordia me acompañarán todos los días de mi vida,[10] y volveré a la casa de Yahvé un sinfín de días.[11]
 
2 - Estructura[12]
 
La estructura del salmo se encuentra bajo la tensión de dos imágenes: "pastor" (vv. 1-4) y "anfitrión" (vv. 5-6):
 
YHWH es "pastor" (vv. 1-4):
A - Palabras acerca de Dios en primera persona (vv. 1-3)
B - Palabras dirigidas a Dios en primera persona (v. 4)
YHWH es "anfitrión" (vv. 5-6):
B' - Palabras dirigidas a Dios en primera persona (v.5)
A' - Palabras acerca de Dios en primera persona (v.6)
 
El salmo comienza y termina con el nombre de Dios: YHWH, Él es quien conduce como pastor y quien recibe como anfitrión.
 
3 - Género literario
 
Víctor Morla Asensio, siguiendo a Gunkel,  coloca esto dentro de la categoría de "salmos de súplicas" y más específicamente "súplicas individuales" considerando que contiene expresiones de confianza. [13] De manera similar, Hans Winfried Jüngling, clasifica al salmo como "cántico de confianza".[14] Aunque H. Schmidt ubica el salmo con un motivo de persecución o acusación a un inocente y la "jurisdicción divina en el santuario".[15] 
 
Por tanto, proponemos clasificar el salmo como "salmo de confianza" o "cántico de confianza" en atención a que el salmo está compuesto sobre la base de expresiones de confianza.
 
4 - Comentario
 
Como ya expusimos en la estructura el salmo tiene dos grandes imágenes que tensionan el texto: YHWH es pastor (vv. 1-4) y YHWH es anfitrión (vv. 5-6). Es interesante observar que en salmo 22 ya están presentes ambas metáforas: el banquete de los pobres (22, 27) y el Reino de YHWH (22, 29).[16] Así, en el salmo 23, el pastor guía al rebaño trashumante y el anfitrión ofrece una estancia feliz y aquella dramática petición formulada en Sal 22, 20-21 es declarada confiadamente en el salmo 23.[17]
 
En nuestro salmo Dios aparece como el pastor de una persona, ya que siempre hay palabras en primera persona, pareciera ser una derivación de la metáfora más primordial de "Dios pastor de su pueblo",[18] pero sin dejar de estar conectada con ésta, es decir, es YHWH el pastor que conduce al orante hacia las bellas imágenes que nos ofrece el texto: "verdes pastos", "fuentes tranquilas" (v. 2), y también de modo seguro: por "veredas de justicia" (v. 3),  aunque pase por el tenebroso "valle de muerte" no teme ningún mal porque Dios está ahí presente y es representado por sacramentalmente[19] por la vara y el cayado, imágenes pastoriles de la conducción con autoridad.[20]
 
En la segunda parte del salmo (vv. 5-6) Dios aparece como un anfitrión que prepara una mesa, un banquete a la vista de los enemigos, de los cuales el orante ya está seguro porque se encuentra en la presencia de Dios. En esta recepción el jeque o patrón de la casa realiza un gesto festivo ungiendo al huésped dilecto.[21] Así como le ofrece un banquete le ofrece también una copa rebosante y lo despide pero no irá solo sino que lo acompañará una "guardia corps": bondad y misericordia. Finalmente, el orante declara el fin de toda esta confianza: el retorno, la vuelta a la casa de YHWH, allí desde donde Él es el rey justo y el anfitrión de su pueblo.
 
Un poco más acerca de los recursos poéticos, decimos que hay dos grandes metáforas: YHWH pastor y YHWH anfitrión hacia las que se subordinan las imágenes menores ya descriptas.[22] Además, como ya dijimos existe una tensión entre las dos grandes metáforas. Luego también son imagenes metafóricas "verdes pastos" y "aguas tranquilas" que remiten al descanso y la paz humanas. Con respecto a la "vara y el cayado" ya nos referimos, específicamente, en la nota 8. Con respecto la "mesa preparada" según Bullinger hay una metonimia del sujeto (en este caso el anfitrión que es quien prepara o hace preparar el banquete).[23] 
 
5 - Mensaje
 
Considerando los elementos literarios descriptos en el comentario, y la relación entre Dios pastor de su pueblo y pastor de una persona también referida en el comentario, podemos notar que el movimiento tensionante de las dos grandes metáforas: YHWH como pastor y anfitrión nos señalan el siguiente mensaje global del salmo:
 
 1) El movimiento tradicional de Israel en el camino por el desierto guiados por Dios (Éxodo de Egipto y Retorno del Exilio en Babilonia) en vv. 1-4.
2) Hospitalidad de Dios en la Tierra en v. 5
3) Nuevo movimiento a partir del encuentro con Dios (toda la vida del orante) en v.6
 
En síntesis, la confianza en YHWH es fundamento necesario en la vida de cada israelita así como de Israel y viceversa.
 
6 - Relación con la literatura sapiencial
 
El tema de Dios como rey-pastor de su pueblo aparece como signo universal de la permanencia en la conciencia religiosa del pueblo de Dios, Eclo. 18,13: "La misericordia del hombre sólo alcanza a su prójimo; la misericordia del Señor se extiende a todo el mundo. Él reprende adoctrina y enseña, y guía como un pastor a su rebaño."  Además, la esperanza mesiánica de Israel estará unida a la esperanza de un buen rey-pastor. Además la imagen de Dios como pastor está en Sal 78,52 y 80,2.
 
El movimiento tradicional en el desierto descripto en Sabiduría 11, 1-4 contiene imágenes análogas al mensaje global del salmo 23, aquí YHWH es la Sabiduría que guía y auxilia a su pueblo. Asimismo podemos relacionar las "veredas de justicia" con las "sendas rectas" de Pr 4,11.
 
Por último encontramos analogía entre el Dios anfitrión del salmo 23 con la imagen de Dios como anfitrión de la Tierra prometida en Sal 68,11 y 77,21.
 
7 - Hermenéutica
 
La primera parte del salmo (1-4) nos lleva inexorablemente a pensar en Jesucristo como el Buen Pastor prometido a su pueblo (Ez 44), no es un rey-pastor que busca sus egoístas intereses personales sino el Buen Pastor (Juan 10, 11-16) y el Rey manso (Mt 21, 4-5) que se da a sí mismo por todo su pueblo. Jesucristo es pastor y guardián (1 P 2, 25) y el Mayoral de los pastores que premia a los buenos pastores (2 P 5, 1-4).
 
Asimismo, el banquete y la copa podemos relacionarla con el sacramento de la Eucaristía, así como la unción festiva con el sacramento del Bautismo y/o con el sacramento de la Confirmación. Del mismo modo podemos encontrar otra relación entre el envío del huésped por parte del anfitrión, acompañado por la bondad y la misericordia, con la Santa Misa que termina con el envío, la misión en la vida: Ite, missa est.[24]  El Señor es nuestro rey-pastor que nos saciará completamente y nos consolará para siempre (Ap. 7, 16-17).             
 
8 - Bibliografía
 
·         Biblia de Jerusalén. Nueva Edición totalmente revisada, Bilbao, Desclée de Brouwer, 2009.
·         Biblia del Peregrino. Edición de Estudio. Tomo II, Bilbao, Verbo Divino, 2005.
·         Antiguo Testamento Interlineal Hebreo-Español. Tomo III, Barcelona, CLIE, 1997.
·         Víctor Morla Asencio, Libros sapienciales y otros escritos, Navarra, Verbo Divino, 1994, 334-335.
·         Hans Winfried Jüngling en Comentario Bíblico Internacional, Navarra, Verbo Divino, 2005, 715. 731-732.
·         María Verónica Talamé, Aclamen al Señor con Alegría, Buenos Aires, Paulinas, 2007, 179. 258.
·         Luis Alonso Schökel, Manual de Poética Hebrea, Madrid, Ed. Cristiandad, 1987, 140.
·         Ethelbert W. Bullinger, Diccionario de Figuras de Dicción. Barcelona, CLIE, 1985, 494.
·         Matthieu Collin, El libro de los Salmos, CB 92, Navarra, Verbo Divino, 1997, 44-46.
·         Benedicto XVI, Exhortación Apostólica Sacramentum Caritatis, 51
 
 
Mauricio Shara




[1] Preparada por un equipo de traductores protestantes bajo la dirección del Dr. Francisco Lacueva.
[2] Se trata de una atribución a David.
[3] Preferimos dejar en presente "nada me falta" porque es consecuente con la primera parte del salmo (en presente).
[4] Parece mejor opción "recostar" en atención a la imagen pastoril de la primera parte del salmo (vv. 1-4). Además Schökel traduce así en su Biblia del Peregrino, Tomo II.
[5] Siguiendo la imagen pastoril es consecuente "allí reparo mis fuerzas".
[6] Entendemos que es mejor "veredas de justicia" en atención al texto hebreo (BHS).
[7] La expresión "valle de sombra de muerte" es una expresión poética que remite al peligro más intensamente que "valle tenebroso" en atención al temor que expresa.
[8] Hemos arreglado la puntuación para favorecer el contexto al elegir la expresión "cerca de mí". Asimismo, es interesante notar que la expresión "están ahí" referida a la vara y el cayado es una metonimia (cambio de nombre) del adjunto o accesorio por aquel que lo porta, o si se prefiere una sinécdoque (por las ideas asociadas).
[9] Optamos por la imagen de la unción con aceite por ser más bíblica y la arreglamos como "aceite perfumado" (cf. Ex 30,22-25).
[10] Preferimos "misericordia" en lugar de "amor" ya que el texto en hebreo (BHS) dice "jesed".
[11] Ahora optamos por "volveré", como sugiere la nota de la Biblia de Jerusalén  por ser más consecuente con la segunda parte del salmo (5-6) y porque el judío no "vivía" en el Templo sino que volvía a él, imagen del retorno del exilio y las peregrinaciones anuales.
[12] Seguimos el análisis de Hans Winfried Jüngling en Comentario Bíblico Internacional, Navarra, Verbo Divino, 2005, 732
[13] Víctor Morla Asencio, Libros sapienciales y otros escritos, Navarra, Verbo Divino, 1994, 334-335.
[14] Hans Winfried Jüngling en Comentario Bíblico Internacional, Navarra, Verbo Divino, 2005, 715.
[15] H. Schmidt , Das Gebet der Angeklagten, 1-46 en María Verónica Talamé, Aclamen al Señor con Alegría, Buenos Aires, Paulinas, 2007, 258.
[16] Según la Biblia y la cultura antigua del Oriente Próximo el rey es un pastor.
[17] Cf. Hans Winfried Jüngling en Comentario Bíblico Internacional, Navarra, Verbo Divino, 2005, 731.  
[18] Cf. Sal 80,2; Ez 34
[19] Nos atrevemos a decir "sacramentalmente" en atención a las figuras literarias referidas en nota 8 y a un concepto amplio acerca de la sacramentalidad (elementos que remiten a una realidad que trasciende a los objetos) .
[20] La imagen oriental es que con la vara se toca a la oveja para direccionarla y con el cayado se toca la tierra para ordenar el ritmo de la marcha.    
[21] Gianfranco Ravasi, Il libro dei Salmi. Commento e attualizzazione, vol I, Bologna, 1981-84, 812 en María Verónica Talamé, Aclamen al Señor con Alegría, Buenos Aires, Paulinas, 2007, 179.
 
[22] Cf. Luis Alonso Schökel, Manual de Poética Hebrea, Madrid, Ed. Cristiandad, 1987, 140.
[23] Ethelbert W. Bullinger, Diccionario de Figuras de Dicción. Barcelona, CLIE, 1985, 494.
[24] Benedicto XVI, Exhortación Apostólica Sacramentum Caritatis, 51

1 comentario:

  1. Anónimo5/11/2014

    En mi apreciacion este es el Sal., del Buen Pastor y uno de los que mas me llega. Ademas de que tu estudio es muy clarificador. Me tomo el atrevimiento de subir aqui, algo que escribi en N.Y. en Enero del 2011 y que a Hernan le gustaba mucho.(solo un par de estrofas) el poema se llama "La oveja descarriada" dice asi:
    "Como no amarte, Senior
    que podia yo valer
    negra, pecadora, descarriada,
    aun asi, me mostrabas tu amor
    sobre tus hombros me cargabas
    era tu oveja rescatada.
    ---------------------------------------
    Gracias mi buen Pastor
    de no haber sido asi
    de no habernos encontrado
    que hubiera sido de mi.!

    ETELVINA




    ResponderEliminar

¡Te esperamos!

¡Te esperamos!
desarrollobiblico@gmail.com